INICIO

QUIÉNES SOMOS

PRODUCTOS/SERVICIOS

RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL

ATENCIÓN AL USUARIO

CONTRATACIÓN

PROTECCION DATOS PERSONALES

Noticias
CEDENAR S.A. E.S.P.

El proyecto Celsia Solar, ubicado en Yumbo (Valle del Cauca), les suministrará energía a 8.000 viviendas y contará con 35.000 paneles que evitarán la emisión de unas 6.600 toneladas de CO2 al año

Si el motor de desarrollo del pasado fueron los combustibles fósiles, hoy lo son las energías renovables. Al menos así quedó planteado en el Acuerdo de Cambio Climático firmado en París en el 2015. Tal vez, se atrevieron a decir algunos medios internacionales, el cambio más significativo que afectaría a América Latina en el futuro sería dejar de usar fuentes de energía fósiles (como petróleo, gas y carbón) para volver la mirada hacia las energías renovables.

Ese reto era mayúsculo para la región porque Venezuela es el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo y Colombia, México, Perú y Bolivia dependen del consumo de gasolina y gas.

A pesar de esto, en Colombia ya hay un camino adelantado en energías renovables. Así lo demostró el anuncio hecho durante esta semana sobre el proyecto Celsia Solar, una granja de 35.000 paneles solares en un terreno de 18 hectáreas. El proyecto, que tuvo un costo de US$11 millones, estará ubicado en Yumbo (Valle), comenzará a construirse en marzo y estará listo en seis meses.

Después de cuatro años de estudios de generación de energía a partir de la radiación solar, Celsia aseguró que se trata del primer proyecto de un plan de inversiones en energía solar liderado por la compañía de energía de Grupo Argos. La ambiciosa apuesta generará aproximadamente 16 GWh al año, lo que equivale al consumo básico mensual de energía de 8.000 viviendas.

Lo curioso es que esta inmensa granja solar, considerada la más extensa del país, se alzará sobre el terreno en el que hace casi 20 años operaba la planta térmica a base de carbón Termoyumbo. Para Ricardo Sierra, presidente de Celsia, este hecho es simbólico porque significa “la transición de la producción con un combustible fósil al futuro de las energías renovables”. Y añadió que “significa también que es fundamental contar con diferentes fuentes de generación para entregarle al país la matriz energética que necesita para su desarrollo, aprovechando la increíble diversidad de recursos con los que cuenta”.

Diversificar la matriz energética es una de las prioridades que debe tener el país en mente. Según la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), la energía eléctrica es mayoritariamente limpia: 70 % hidráulica, 30 % térmica y 0,6 % son fuentes de energías renovables no convencionales. Esto ha posicionado a Colombia como uno de los sistemas eléctricos ambientalmente más sostenibles del mundo, de acuerdo con el EnergyTrilema Index 2015.

Sin embargo, no nos podemos fiar de este reconocimiento porque, al ser dependientes del agua, los fenómenos de variabilidad climática como El Niño o La Niña afectan el sistema por abundancia o por escasez. De hecho, durante el último fenómeno de El Niño, Colombia tuvo que enfrentar una de sus peores sequías en la historia. Los niveles de los embalses bajaron a tal punto que el país se vio obligado a prender las centrales térmicas, aumentar sus emisiones de carbono y dejar de ser un sistema limpio.

Para evitar ese estancamiento, una matriz energética diversa daría pie para abastecer la demanda necesaria cumpliendo con los objetivos ambientales del planeta. Con la Ley 1715 de 2014, Colombia dio el primer paso en esa dirección apuntándole a la inclusión de las renovables.

Como le dijo Sierra a El Espectador, esta ley es un hito para el sector eléctrico colombiano y tiene pros y contras. Para él, aunque la ley está bien orientada y recoge las mejores prácticas utilizadas en otros países, la aplicación de los beneficios tributarios establecidos es un compleja.

“Hemos identificado la necesidad de simplificar los procedimientos para que se puedan materializar oportunamente. Para ello es necesario racionalizar los requisitos de información en la etapa de preconstrucción y establecer un procedimiento único y centralizado ante el Estado, en cabeza de la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME)”, comentó Sierra.

Desde que Celsia arrancó los estudios para trabajar en energía solar con proyectos a pequeña escala descubrió, como comentó Ricardo Sierra, su presidente, que era un aprendizaje. Dijo que hoy prácticamente todo hay que importarlo, tanto en bienes como en servicios, pero han estado llegando al país enlaces comerciales y técnicos para el suministro de equipos y de personal especializado. “Se percibe que en el corto plazo ya se puede desencadenar una serie de proyectos en escala con tecnología mayor y con recursos nacionales”, aseguró.

Este tipo de proyectos son nuevos en el país, y si Colombia sigue rezagada en este campo es porque posiblemente no existen muchos incentivos al sector privado. Entonces el interés de las empresas privadas para meterles el diente a estos procesos es, como aclaró Sierra a El Espectador, lograr el entendimiento de las entidades para aprobarlos y permitir su ejecución. “Sucede diferente en el caso de las hídricas, donde la regulación, para su construcción, ya está totalmente procedimentada”.

Hoy Celsia dio ese salto y empezará a entregarles a sus clientes energía generada por el sol, un recurso abundante gracias a la privilegiada ubicación del país. En el proceso de construcción de Celsia Solar Yumbo trabajarán alrededor de 60 personas y cuando esté terminada, la operación demandará un equipo cercano a 10 personas.

“Con esta primera granja solar buscamos adquirir capacidades para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos a gran escala en Colombia, Panamá y otros países de la región”, explicó Carlos Salazar, líder de ingeniería para el desarrollo de la compañía.

La inmensa granja, que ahorrará la emisión de unas 6.600 toneladas de CO2 a la atmósfera, se alinea con las buenas noticias que se han registrado en los últimos años sobre el clima mundial: las energías renovables registraron en 2015 un crecimiento récord de 8 % y los precios bajos del petróleo frenan las inversiones costosas de los grupos petroleros. En China, el consumo bajó en 2014 y 2015, a raíz de la desaceleración de la economía, pero también de la voluntad del Gobierno de luchar contra la contaminación del aire. No en vano, Pekín anunció recientemente la suspensión de casi todos los proyectos de centrales que operan con carbón.

Y en el país faltará que más empresas pasen del aprendizaje a la apropiación, como concluyó el presidente de Celsia, Ricardo Sierra. “El hecho de que estemos contando la noticia de Celsia significa que ya hay empresas listas, como nosotros, para liderar la penetración de estas nuevas energías en el país”.

Durante varias semanas la Electrificadora de Nariño asistió a varios artesanos y cultores del carnaval de Negros y Blancos en la ciudad de Pasto

Pintura negra y blanca, espuma, ponchos, sombreros, gafas, calles blancas y personas de un lado para otro es lo único que se veía en Pasto por estos días. Desde el 28 de diciembre todo Nariño le dio la bienvenida a uno de los carnavales más grandes de Colombia, el de Negros y Blancos.

Declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009 por la UNESCO, estas fiestas que se vienen celebrando, según historiadores, desde 1546 se han transformado en las celebraciones que convocan a más de 400.000 personas, entre colombianos y extranjeros

La tradición de las carrozas, como el mismo Carnaval de Negros y Blancos, se ha transformado en una de las tradiciones más representativas de estas fiestas. Varios de los artesanos que todos los años hacen parte de la construcción de estas figuras han participado del carnaval por más de 40 años y algunos de ellos se han ganado el reconocimiento por su trabajo y han logrado que sean llamados para construir las carrozas de las reinas en los Carnavales de Barranquilla y hasta en las ferias de Quito, Ecuador.

Aunque su reconocimiento va creciendo y su pasión a través de los años también, algunos de estos artesanos aún luchan para mantener la tradición con la que se empezó la construcción de estas figuras conocidas a nivel mundial.

Fabián Zambrano, heredero del precursor de las carrozas Alfonso Zambrano, es uno de los artesanos más conocidos en Pasto, Nariño. Él es uno de los pocos participantes del Carnaval que aún utiliza la técnica original para hacer las carrozas.

CEDENAR  realizó socialización sobre URE

Los encuentros se realizaron en las Zonas Centro, Norte, Occidente y Pacifico en el departamento de Nariño

La electrificadora de Nariño busca un acercamiento con los usuarios buscando capacidad en desarrollar practicas en el uso adecuado y racional de la energía eléctrica, disminuyendo las pérdidas del recurso, contribuyendo a mejorar el bienestar y amigable con el planeta                                                                                                                                                                                                                                           

Cedenar busca educar a los usuarios a través de talleres comunitarios, sobre  la imagen institucional, el uso racional de la energía eléctrica, prácticas adecuadas frente al servicio y conocimiento de la factura.

Recomendaciones de seguridad en las conexiones, manejo y cuidado del equipo de medida, anomalías, procesos administrativos de recuperación de energía, nuevas conexiones, RETIE, Medida centralizada (Tumaco),entrega de material POP

El Programa de Socialización ha permitido mejorar la imagen de la empresa y la confiabilidad que sienten los usuarios frente al servicio que ésta presta.

Los usuarios socializados agradecen la información recibida y se comprometen a multiplicarla con sus familias, lo que genera una cadena de información, aumentando la eficiencia del programa de difusión.

Normal.dotm 0 0 1 254 1449 Paz Burbano 12 2 1779 12.0 0 false 18 pt 18 pt 0 0 false false false /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Table Normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

La ejecución del Programa de Socialización de Pérdidas ejecutado en la Zonas Centro, Norte, Occidente y Pacifico ha contribuido de manera categórica en el cambio de actitud de los usuarios frente la prestación del servicio de energía eléctrica, permitiendo que gracias a estas actividades se puedan desarrollar la parte operativa de la Subgerencia de Gestión Energética como son legalización de usuarios, cambio de medidores, acometidas, entre otros.

Cedenar realiza encuesta sobre nivel de satisfacción al usuario

Centrales eléctricas de Nariño aplica de manera virtual para calificar el nivel de satisfacción del usuario que se puede hacer a través de la página web de la electrificadora www.cedenar.com.co

Para realizar la encuesta es necesario tener el código interno que aparece en la factura del servicio de energía eléctrica que llega de manera mensual, el procedimiento está habilitado las 24 horas los 7 días del año durante las próximas semanas

El usuario además en la encuesta podrá realizar sus sugerencias sobre el servicio y aportar comentarios sobre el trabajo de Cedenar en su localidad

 

Casi 10 años después de que se adoptó el mecanismo de cargo por confiabilidad en el sector eléctrico para asegurar el suministro constante, y tras la crisis entre octubre del 2015 y mayo del 2016, producto del intenso fenómeno del Niño, los análisis de los expertos apuntan a que el mercado mayorista de energía debe tener ajustes en cuatro frentes.

A un panorama oscuro se enfrentan los usuarios de energía y las empresas distribuidoras del servicio una vez termine este año y durante el 2017, por los recursos que todavía no ha destinado el Gobierno para cubrir los subsidios a los estratos 1, 2 y 3, y por los faltantes iniciales que hay en el proyecto del Presupuesto General de la Nación (PGN) para este rubro en el próximo año.

La Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis) les manifestó su preocupación a los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas; de Minas y Energía, Germán Arce, y al director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria Muñoz, porque en el PGN del 2016 no se han apropiado todos los recursos necesarios, y en el proyecto del 2017 el monto inicial es muy bajo.

 
 

José Camilo Manzur, presidente del gremio, advirtió que luego de que el año pasado quedara un saldo pendiente por 95.000 millones de pesos para las empresas afiliadas a Asocodis, cifra que hay que sumar al saldo, este año los recursos faltantes cerrarán en unos 344.000 millones de pesos, valor que incluye déficits de períodos anteriores y los efectos en las tarifas que produjo el último fenómeno del Niño, calificado como uno de los más intensos en la historia.

 

Pero, adicionalmente, la preocupación se incrementa al ver los recursos iniciales que tiene proyectados el Gobierno para el 2017, con destino a cubrir la diferencia entre los subsidios que aplican las empresas y las contribuciones que hacen los usuarios de estratos 5 y 6, más los del sector comercial. 

De acuerdo con el directivo, al destinar el Ministerio de Hacienda una partida presupuestal inicial de 491.000 millones de pesos en estos aportes para el 2017, se generaría un saldo en rojo de 1,18 billones de pesos, toda vez que el valor por cubrir está alrededor de los 1,6 billones de pesos.

Lo anterior, porque las necesidades de subsidios para el 2017, en las empresas asociadas en Asocodis, que atienden al 99 por ciento de los usuarios del país, son cercanas a 2,8 billones de pesos y por contribución (lo que aportan los estratos pudientes y el comercio) se recaudan 1,2 billones.

Serios efectos

Manzur sostuvo que no apropiar la totalidad de los recursos puede llevar a incrementos en las tarifas de los usuarios de estratos 1, 2 y 3, y a las empresas distribuidoras les puede representar “verse inmersas en situaciones de inviabilidad financiera e incumplimientos ante el administrador del mercado mayorista de energía por su falta de liquidez”. 

Asocodis recordó que desde hace varios años se le viene manifestando al Ejecutivo la necesidad de analizar y desarrollar alternativas que permitan asegurar la sostenibilidad del esquema de solidaridad de subsidios y contribuciones.

“El esquema actual de subsidios y contribuciones es insostenible fiscalmente en el largo plazo, y por ello desde hace años se viene solicitando la definición e implantación de un esquema que sea autosostenible en el mediano y largo plazo. Por supuesto, cualquier alternativa debe ser gradual para evitar impactos bruscos en los usuarios. Esto debe iniciarse cuanto antes”, agregó.

Los distribuidores de energía calculan que con las cuentas atrasadas y el déficit inicial para el 2017, el faltante acumulado suma 1,5 billones de pesos, monto que jamás se ha visto en Colombia.

Y agregan que, basados en sus estimaciones iniciales, el no apropiar la totalidad del dinero en los PGN del 2016 y del 2017 podría representar a finales del próximo año un incremento máximo acumulado, en las tarifas asociadas al consumo de subsistencia, del 70 por ciento en el estrato 1, del 50 por ciento en el estrato 2 y del 10 por ciento para los usuarios del estrato 3.

Y sin estos ajustes habría inconvenientes en la prestación del servicio, ya que al no tener los recursos suficientes para comprar la energía en el mercado eléctrico, se generarían limitaciones de suministro en muchas empresas.

“Las cifras podrían ser mayores al considerar los recursos necesarios en las zonas no interconectadas, entre otras”, recalcó Manzur.

EL TIEMPO intentó contactar al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, para consultarle sobre el tema, pero al cierre de esta edición no fue posible obtener su respuesta.

No obstante, el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, indicó que la discusión del presupuesto apenas comienza y que dichos rubros se ajustarán allí.

Y al consultársele sobre la necesidad imperiosa que tienen las empresas de que se les giren los recursos del 2016 y se les aseguren los del 2017, el funcionario subrayó que hay que tener en cuenta que una cosa es cuándo se causa el subsidio y otra, cuándo se paga.

El peso de la Costa en el déficit

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis), alrededor del 42 por ciento del déficit que hay en los subsidios de la energía se genera en la costa Caribe, cuyos 7 departamentos son atendidos por la polémica empresa Electricaribe, que hace parte del grupo español Gas Natural Fenosa y que por la situación que se vive en las condiciones para la prestación del servicio notificó al Gobierno sobre el inicio de una controversia con el Estado.

“Ello, sin duda, agrava la situación de la prestación del servicio en esta zona del país”, resaltó José Camilo Manzur, presidente de Asocodis.

Según las cuentas del gremio, cerca del 80 por ciento de los usuarios del servicio en el país pertenecen a los estratos 1, 2 y 3.

De este porcentaje total, el 25 por ciento corresponden al estrato 1; el 35 por ciento, al estrato 2, y el 20 por ciento restante, a los usuarios catalogados como de estrato 3. 

Algunas salidas / Algunas salidas

Entre las alternativas para hacer viable el modelo de subsidios, el gremio de los distribuidores ha planteado la revisión de las ayudas que se le dan al estrato 3 (similar a lo que ocurre con el gas), cuyo valor asignado en subsidios para el 2017 sería de 200.000 millones de pesos, equivalentes al 12,5 por ciento del faltante anual.

También agrega que los subsidios deben focalizarse en función del consumo, el ingreso y los niveles de pobreza, así como revisar los consumos de subsistencia según las regiones y analizar la distribución, entre todo el sector eléctrico, del riesgo de la demora en el pago de los subsidios.

 

Siguiendo con la programación de brigadas, durante el mes de agosto;  en las semanas comprendidas entre el 8 y el 19, la oficina Móvil de Gestión Clientes,  visitó los cascos urbanos de los municipios de San Pablo y Colón-Génova  y los corregimientos de Briceño y Villanueva, como también Santander de Valencia, Pinzón y Cuatro Esquinas en el municipio de Tuquerres, dentro de la campaña “Cedenar en su Hogar”.

En el marco de la campaña de divulgación de la Imagen Corporativa “CEDENAR EN SU HOGAR”, adelantada por la empresa,  durante  el periodo comprendido entre los meses de  abril y julio, se realizaron brigadas por parte de la Oficina Móvil de Gestión Clientes de la Subgerencia Comercial con apoyo de la Subgerencia de Gestión Energética, en distintos corregimientos como: Catambuco y Obonuco en Pasto, San Juan en Ipiales, Pedregal en Imues y las Mesas en Tablón de Gómez y municipios como: Pupiales, Puerres, Cordoba, Tuquerres, Guaitarilla, Tablón de Gomez, San José de Alban y San Bernardo.

El Ministerio de Minas y Energía presentó hoy el programa PaZa la Corriente, con el que llevará energía a más de 150.000 familias en los próximos tres años, y cumplirá la mega meta de energizar a 173.000 hogares en el cuatrienio.

En esta temporada de Fuertes vientos y bajo sugerencias entregadas en el más reciente consejo para la gestión del riesgo coordinado por las autoridades desde la Gobernación de Nariño, CEDENAR SA ESP realiza varias recomendaciones a los usuarios con el fin de evitar accidentes, incidentes o suspensiones inesperadas del servicio de energía eléctrica en el departamento 

IDIOMAS

INICIO

QUIÉNES SOMOS

PRODUCTOS/SERVICIOS

RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL

ATENCIÓN AL USUARIO

CONTRATACIÓN

PROTECCION DATOS PERSONALES

CEDENAR S.A. E.S.P.